Renueva la encimera de tu cocina

Seguimos buscando nuevas ideas de decoración y para las pequeñas reparaciones del hogar.
En este caso le toca el turno a la cocina.
En una casa en alquiler los inquilinos no suelen estar dispuestos a hacer desembolsos de dinero en reparaciones que, en caso de marcharse, quedarán sólo para beneficio del propietario. En esos casos deben conformarse con el mobiliario que les ha sido entregado.
En esta ocasión nos encontramos con una cocina que fue montada con la típica encimera de aglomerado de madera que, para más inri, tras un pequeño accidente fue reparada con otro laminado distinto.

(Esta era la unión de la encimera, con dos tableros distintos)

Para enmendar este desaguisado optamos por dos soluciones: primero forrar toda la encimera con un vinilo de color para darle uniformidad y encima de éste una lámina de PVC antideslizante, de las usadas para el suelo en algunos comercios, para darle resistencia.
Como el vinilo de color siempre estará cubierto pudimos optar por el más económico, que son las series de hasta tres años de duración.


El fregadero es fácil de quitar, eso nos ofrece una instalación más cómoda y un mejor acabado al quedar los bordes por debajo del fregadero. Si no es posible desmontarlo deberíamos al menos quitar el tornillo que sujeta el grifo al fregadero para bajarlo y que no nos estorbe. 
A la hora de volver a colocar el fregadero es imprescindible aplicar un cordón de silicona o similar en el borde para que el agua no caiga y empape el aglomerado.


El color elegido para esta ocasión fue el gris medio. Un tono sobrio que casa a la perfección con el rojo vino de las puertas del mueble.
La aplicación es muy sencilla incluso en seco: se presenta la lámina dejando siempre que nos sobre un poco de material por todos lados por si se nos desplaza al pegar, se sujeta con algo pesado o con unas pinzas (como en este caso) y se pega por el método de "bisagra".
También se puede aplicar echando a la encimera un poco de agua jabonosa con un pulverizador. Esto evita cualquier fallo en la aplicación, pero debemos asegurarnos de presionar bien en todas direcciones para no dejar burbujas de agua.
Al final de la entrada os dejamos un vídeo explicativo del método de montaje mencionado.

Una vez colocado y bien aseguradas todas las esquinas y bordes (nos podemos ayudar con el secador de pelo para ello) procedemos a colocar la lámina de PVC antideslizante.
En este paso si es recomendable para los inexpertos el uso del agua con jabón, pues al pegar en seco corremos el riesgo de que un pequeño tirón para rectificar nos levante el vinilo de color. 

Y ya tenemos encimera nueva, con un coste aproximado de setenta euros. Sin obras, sin carpinteros y en una tarde.




Share on Google Plus

About Antonio

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

2 comentarios:

  1. Buenas!

    Me estoy planteando hacer esto mismo, pero con un vinilo imitación madera. ¿Podría quedar bien? ¿Dónde conseguiste la lámina de PVC antideslizante? ¿Es resistente?

    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lámina antideslizante es dura para una encimera (se usa para el transito a pie), pero por supuesto no aguantará cuchilladas que se nos escapen u ollas calientes.
      Nosotros la conseguimos en un distribuidor al por mayor, desconozco si hay webs que la tengan en venta al público.
      Somos vendedores al por menor, podemos enviarte una impresión digital con el motivo de madera que desees y los metros de pvc antideslizante que necesites, escríbenos a info@geloco.es y te informaremos con más detalle.
      Si te decides por la lámina de madera, un pvc de los que venden para suelos, en rollo, puede ser otra opción. Aunque un poco caros, están muy conseguidos.

      Eliminar